Archivo de la etiqueta: Negocios

Gomila & Helados


0001-A (640x480)

ANITA ALEMANY CALAFELL y JOANA AINA CALAFELL PALMER, TIA Y ABUELA DE TOMAS CLADERA VENDIENDO HELADOS EN LA PLAZA DE GOMILA EN LOS 60’s.

Foto cedida por Tomas Cladera Alemany 2018.

Anuncios

Ports limpiará los muelles de barcos fantasma en 03,02,2018

Ports limpiará los muelles de barcos fantasma (640x480)

Yates de gran eslora amarrados en el puerto de Palma. EL MUNDO

Dará salida a las casi 200 embarcaciones abandonadas que permanecen amarradas en los puertos

Subasta o desguace, su futuro

Puertos invertirá tres millones en un ‘lavado de cara’ al Molinar

Ports de les Illes Balears ha iniciado su plan para retirar las cerca de 200 embarcaciones abandonadas que se calcula permanecen amarradas en los muelles del archipiélago. La novedad de esta campaña es que a ella podrán acogerse tanto los puertos de gestión tanto directa como indirecta.

Así lo anunció ayer el conseller de Territorio, Energía y Movilidad del Govern,Marc Pons, quien remarcó que de esta manera se da respuesta a una reivindicación histórica de los puertos baleares. «Es una cuestión que no se había abordado y que ha generado muchos problemas a los puertos: gente que en un determinado momento decide abandonar su embarcación y ésta queda ad eternum amarrada en las instalaciones náuticas».

Con el auge de la crisis se disparó el número de embarcaciones abandonadas. Propietarios incapaces de seguir costeando mantenimiento y amarres legaron el problema a los clubes náuticos, que se vieron obligados a iniciar largos y costosos procesos judiciales. Algunos clubes, de hecho, han llegado a acumular hasta 30.000 euros de deuda por barcos abandonados por espacio superior a una década.

La mayor parte de estas embarcaciones son de particulares, aunque también se han dado casos en los que el dueño es una empresa, como el de una embarcación que quedó abandonada en el Port de Sóller hace más de una década. Realizaba rutas turísticas entre Cala Rajada y Menorca y cuando la empresa quebró la tripulación la condujo hasta las instalaciones solleriques con el pretexto de repostar. El puerto tardó seis años en poder iniciar el desguace.

Por otro lado, muchos de los particulares que abandonan su barco residente en el extranjero, con los inconvenientes añadidos que acarrea ese hecho en todo el proceso burocrático.

Con el nuevo plan de Ports, los puertos podrán iniciar procedimientos que agilizarán los trámites y reducirán los costes. Para ello se ha de partir de «una garantía de incumplimiento evidente por parte del propietario», esto es, un impago del amarre que se prolongue durante un mínimo de seis meses.

La solución puede venir por una doble vía: subasta o desguace. En el caso de la subasta, el dinero obtenido permite cubrir los gastos de la tramitación del procedimiento y las cuotas impagadas. En caso de que hubiera un excedente éste se devolvería al propietario.

Pateras

De las cerca de 200 embarcaciones abandonadas (hace sólo cinco años había casi un centenar más) ya se han tramitado 60 expedientes, 22 de los cuales están concluidos. Un total de 42 expedientes son de puertos de gestión directa. Ahora mismo se tramita la retirada de 31 embarcaciones y 11 pateras llegadas a las costas mallorquinas (sobre todo del Migjorn) en los últimos años. Eso quiere decir que «quedan cerca de 150 expedientes que esperamos iniciar en 2018 y esperamos dar pasos ágiles en ese sentido», declaró Pons, quien quiso destacar el «trabajo extraordinario» que realizan los clubes náuticos y la importancia del sector para la economía de las Islas. Se espera que todas estas acciones se inicien antes del próximo verano.

El conseller compareció ante los medios en las instalaciones del Club Náutico de Santa Ponça -que precisamente acumula hasta seis embarcaciones con más de diez años abandonadas-, acompañado del director general de Ports i Aeroports, Xavier Ramis; el presidente de la Asociación de Clubes Náuticos de las Baleares, Miquel Sunyer, y el presidente del Club Náutico de Santa Ponça, Luis Nigorra.

Ramis remarcó la posibilidad que ofrece el nuevo procedimiento de «actuar de forma más ágil que hasta ahora», ya que «lo que había era un procedimiento civil que duraba años y que no disponía de esta salida».

Para el Govern, con el nuevo modelo se persigue un triple objetivo: liberar el espacio que ocupan estas embarcaciones, mejorar la imagen del puerto y mejorar asimismo la gestión medioambiental de los mismos.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Clubes Náuticos, Miquel Sunyer,quiso dar la enhorabuena a Ports por la iniciativa y centró su único pero en la tasa de 900 euros que deben pagar los puertos para dar inicio a la tramitación del expediente (además de correr con el peritaje). «Para mí sobran esos 900 euros, pero el asunto es que se ha dado una salida al problema».

La decisión fue tomada por el Consejo de Administración del ente público el pasado mes de diciembre. «Ahora toca coordinarnos e ir impulsando expedientes», concluyó Pons.

 

http://www.elmundo.es/baleares/2018/02/02/5a745c88468aeba6068b4822.html

Cort ordena a Cursach y a la Fundació Natzaret la demolición de las obras ilegales realizadas en Pachá en 30,01,2018

El Grupo Cursach renuncia a la licencia de la antigua discoteca Pacha (640x480)

Tanto el propietario como el titular de la licencia se enfrentan a una multa de 960.000 euros, además de a la ejecución subsidiaria por parte del Ayuntamiento

Josep Capó 30.01.2018 | 12:48

El Ayuntamiento de Palma ha ordenado hoy a la Fundació Natzaret, como propietario de los terrenos, y a la empresa de Barlolomé Cursach, que explotaba la discoteca Pachá, la demolición de las obras realizadas sin licencia en la discoteca.

La gerencia de Urbanismo celebrada esta mañana ha cerrado el expediente de reposición de la legalidad urbanística con esta orden de demolición, tras comprobar que se han realizado obras sin licencia en la antigua discoteca por un importe de 880.000 euros. En este caso la sanción económica se agrava por el hecho de que los terrenos y la edificación en los que se ha realizado la ilegalidad están protegidos como Bien de Interés Cultural (BIC).

Según ha informado el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, José Hila, los celadores municipales detectaron hasta nueve acciones realizadas en el local sin la correspondiente licencia municipal, que ahora deben ser demolidas. Entre ellas citó la instalación de vallas publicitarias, la ampliación de la terraza principal, con la colocación de una barra, de la sala VIP y la ejecución de un sótano, además de dos reformas interiores y de otras dos en el exterior.

Hila ha explicado que ahora el Ayuntamiento notificará la resolución a las partes y, una vez realizado este trámite, que puede durar meses, la propiedad y el antiguo gestor de la discoteca dispondrán de dos meses para ejecutar las obras de demolición. En caso contrario, el Ayuntamiento las ejecutará de forma subsidiaria, pasándoles la factura de los gastos ocasionados, además de imponerles una multa mensual hasta doce meses por un importe equivalente al 10% del valor de las obras realizadas sin permiso. En este caso, el importe mensual de la sanción sería de 80.000 euros, lo que multiplicado por 12 da una cifra de 960.000 euros que debrán hacer efectiva, si se da el caso, la Fundació Natzaret y Cursach.

Al margen de este expediente de reposición de la legalidad urbanística el Ayuntamiento abrió en su momento también un expediente de infracción, que aún no está resuelto y qua acabará con una multa económica que, en este caso, deberá abonar la empresa que ejercía la actividad y no el propietario de las instalaciones.

Cursach comunió el pasado mes de diciembre su voluntad de renunciar a la licencia de actividad de la discoteca, después de que Cort determinara que el aforo del local no superaba las 277 en lugar de las 668 que reclamaban. En aquel momento ya se advirtió que la renuncia no implicaba el archivo de los expedientes de demolición ni de disciplina urbanística.

El empresario de ocio ahora en la cárcel deberá enfrentars en las próximas semanas o meses a más sanciones urbanisticas por las obras realizadas sin licencia en el complejo Megasport.

 

http://www.diariodemallorca.es/palma/2018/01/30/cort-ordena-cursach-fundacio-natzaret/1283499.html

Los clásicos de Gomila en 13,08,2017

Los clásicos de Gomila (640x480)

Pepe Leal y Juan Jiménez han aportado esperanza al barrio”, sentencia el propietario de La Polka.

Aquí había la cafetería Gomila, aquí una pizzería, aquí la discoteca Barbarella… Pasear por la avenida Joan Miró hacia la Plaza Gomila es comoabrir el baúl de los recuerdos para Pepe Leal y Pepe Marroig. El bar Suomalainen y La Polka son dos clásicos de la que fue la zona de ocio por excelencia de Palma y también de la isla. A ellos, hay que añadir otro superviviente gomilero Juan Jiménez del Nito´s, cuyos pollos han hecho historia no solo entre los vecinos del Terreno sino entre clientes cómo el rey emérito Don Juan Carlos y su hijo Felipe VI.

Pepe Leal y Juan Jiménez son nombres míticos en Gomila y La Polka quiso rendirles homenaje como “ilustres del barrio” en la segunda edición de los Premios La Polka, celebrados en julio. “Personas como ellos son los que cohesionan el barrio“, sentencia Marroig, propietario del ejemplar bar de la avenida Joan Miró que reabrió sus puertas en 2012 tras una década cerrado. El galardón es la escultura Rayo de Júpiter, obra de Xisco Cabanillas, mestre d´aixa y escultor. La obra alude a sus orígenes ya que era un bar de regatistas. “Aún lo sigue siendo”. Leal y Jiménez fueron los premiados porque “no se han movido nunca del negocio y me ayudaron en la reapertura. Eran mis anfitriones. Han aportado seriedad, esperanza y, sobre todo, trabajo al barrio. Ellos arrastran a gente y se han hecho querer”, señala Marroig.

“Todo el mundo aprecia Gomila. La quieren porque ha tenido un peso cultural muy importante”, sentencia Marroig, que confiesa que es posible revivir las noches de fiesta de antaño en La Polka, un bar que en su época dorada fue escuela sentimental y pista de baile de una generación, una generación que sigue acudiendo al bar para disfrutar de su música. “Los clientes nos dan las gracias por haber reabierto y por mantener la línea musical. Nada de Despacito ni de hits efímeros. Suenan Rolling Stones, The Beatles… “Vienen los mismos clientes, con algunos años más. Los Sirex son unos habituales, pero también acuden hijos de los clientes de siempre”, cuenta.

Y es que el barrio suscita muchos recuerdos, unos recuerdos que también reviven los clientes extranjeros del Suomalainen, muchos de los cuales ya venían en la época dorada de Gomila. “Empezamos trabajando con finlandeses porque todos los hoteles de la zona se dedicaban al turismo escandinavo. Ahora arrancamos la temporada fuerte y muchos de los visitantes actuales ya venían de jóvenes”, explica Leal, que está expectante de cómo evolucionará el barrio. En sus calles hay debate y muchos rumores. “Un sueco ha comprado dos edificios y hará algo grande. Hay expectación pero los ilustres de Gomila lo tienen más que claro: “Hacen falta inversiones municipales pero nada de obras faraónicas”, coinciden. “Que no la toquen, simplemente basta que la cuiden. Que pongan en condiciones lo que tienen”, aconsejan.

Los clásicos de Gomila 0002 (640x480)
Los clientes de La Polka reviven el espíritu de Gomila

Muchas noches, La Polka revive la época dorada de la que fue la zona de ocio por excelencia de Palma. Y es que el bar se llena de gomileros de toda la vida que se dejan llevar por la buena música. A estos clientes de siempre, hay que sumar las nuevas generaciones que aunque sea por un momento disfrutan del espíritu de Gomila.

 

http://www.diariodemallorca.es/sociedad/2017/08/13/clasicos-gomila/1240043.html#

El Mandarin al principio

saigo-dolca-restaurante-mandarin-a-640x480

ESTA TIENDA PEGADA AL RESTAURANTE CHINO MANDARIN CON LOS AÑOS PASO A SER PARTE DEL MISMO, DESPUES DE UNOS AÑOS DE FUNCIONAR CON UN LOCAL COMPRARON ESTE PARA HACERSE COMO SE HA CONOCIDO LA MAYORIA DE SU VIDA.

EL SERVICIO MEDICO QUE VENIA DESPUES Y LA BOLERA TAMBIEN HAN PASADO A MEJOR VDA, UNA LASTIMA Y MUCHOS BUENOS RECUERDOS.

Foto cedida por Carl Sagan 2014.