Desde Ca’n Pere Antoni

DESDE CAN PERE ANTONI 1866-A (640x480)

1866.

Anuncios

El Terreno, el gueto del pacto!!!

gueto.

Del it. ghetto.

1. m. Judería marginada dentro de una ciudad.

2. m. Barrio o suburbio en que viven personas marginadas por el resto de la sociedad.

3. m. Situación o condición marginal en que vive un pueblouna clase social o un grupo de personas.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

0001 (640x480)

0002 (640x480)

Fotos enviadas por Joan Bonnin 17,02,2015.

click aqui abajo,,,,,,,

https://elterrenopalmademallorca.wordpress.com/2016/05/03/senales-de-recuperacion/

QUE LLEVAMOS AÑOS ABANDONADOS ES CIERTO PERO DESDE EL PACTO ESTO ES CADA VEZ MAS DENIGRANTE, QUE BONITO ES VENIR A PROMETER PARA NO HACER Y AMEDRENTAR CON CARTELES QUE ANUNCIAN GRADES MULTAS SI NO HACES LO QUE ELLOS QUIEREN.

SE CAE, SE SABE PERO IGUAL QUE SE CAE LA MURALLA DEL CASTILLO, SE CAE EL ZHIVAGO, SE PARAN LAS OBRAS DEL AGUA, SE VENDE EL PARKING, NO HAY LUZ EN LA CUARENTENA Y NOS COMEN LAS RATAS, APARTE DE QUITARNOS CONTENEDORES DE BASURA, LOS MANDAMAS NOS ROYECTAN INUTILES PASARELAS, ASCENSORES INNECESARIOS Y ESCALERAS ELECTRICAS QUE SUMIRAN A ESTE BARRIO EN EL FUTURO INCONGRUENTE DISPARATADO.

SI, SE CAE, Y QUE, SI LO HACE SOBRE ALUIEN SERAN DAÑOS COLATERALES, MIENTRAS TANTO LA LONA QUE LO CUBRE HARA PROPAGANDA DE LA DEJADEZ DEL PACTO EN EL GUETO DE EL TERRENO.

 

Los coches diésel estarán prohibidos por ley en Balears en siete años en 15,02,2018

Los coches diésel estarán prohibidos por ley en Balears en siete años (640x480)

La normativa de Cambio Climático prevé restringir los vehículos de gasoil en 2025 y los de gasolina a partir de 2035 – El conseller Pons explicará hoy la medida cuyo objetivo es reducir las emisiones y que todo el parque automovilístico sea eléctrico en 2050

Alexander Cortés Palma 15.02.2018 | 09:25

La ley de Cambio Climático de la que el Govern ha ido desgranando algunos aspectos en los últimos meses, y cuyo texto íntegro presentará definitivamente hoy, prohibirá los coches diésel en Balears en sólo siete años. En la hoja de ruta marcada para que todo el parque automovilístico de las islas sea eléctrico en 2050, los primeros vehículos afectados serán los de gasoil, que el Govern restringirá a partir del 2025. Los siguientes serán los de gasolina, pero ya en 2035. El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, explicará hoy los detalles de la ambiciosa medida.

La ley de Cambio Climático en la que el Govern lleva más de un año trabajando y cuyo borrador verá hoy la luz prevé trasladar al archipiélago los objetivos marcados en los Acuerdos de París para alcanzar las cero emisiones en 2050. En los últimos meses, la Conselleria de Pons ha ido avanzando algunas de las medidas para avanzar en esta senda. Entre ellas, la sustitución de las centrales térmicas de gas y carbón –empezando por la planta de es Murterar de Alcúdia–, que hoy representan cerca del 90 por ciento del consumo energético en el archipiélago, por energías renovables.

Sin embargo, un importante apartado de la ley se centrará en el transporte. Según los datos que maneja el Govern, un 35 por ciento de las emisiones de CO2 de las islas proceden de la circulación de vehículos; la eliminación de los coches gasolina y diésel supondría una reducción de un 90 por ciento en los núcleos urbanos.

Por ello, el pasado noviembre el Govern avanzó que desde 2020 los rent a car deberán incorporar coches eléctricos hasta representar la totalidad de su flota en 2030 y, según fuentes del Pacto, los coches particulares tampoco se escapan. La ley establecerá que no puedan venderse en las islas coches de combustible diésel a partir de 2025 y de gasolina a partir de 2030.

El conseller Pons informará hoy en una comparecencia con la presidenta Francina Armengol tras reunirse con el Consell Assessor d’Energia para la presentación del borrador de la ley los detalles de la medida, que busca seguir la senda iniciada ya por varios países europeos que prohibirán la venta y matriculación de este tipo de vehículos en los próximos años. Cabe recordar que en una ley paralela, el Govern restringirá la entrada y circulación de coches a Formentera en temporada alta a través de un sistema de tarjetas para cribar vehículos.

El Pi pide seguir a Formentera

Precisamente, el portavoz parlamentario de El PiJaume Font, reclamó ayer que la limitación de coches, principalmente los de alquiler, se estudie para todas las islas y no solo para Formentera. “Armengol lo que tiene que hacer es mirar la capacidad de carga de coches de forma global en Balears. Somos de las zonas con más presión turística del mundo y es el momento de que el Govern trabaje no solo para Formentera sino para toda Balears”, defendió el diputado en declaraciones recogidas por Europa Press. Igualmente, Font avanzó que si se da el caso apoyarán la ley aunque solo contemple la limitación de vehículos en Formentera pero explicó que “si hay una fórmula para determinar el número de coches, debe estudiarse para todas las islas”.

En materia de Movilidad, el portavoz de la formación regionalista también señaló que si el Govern quiere impulsar la movilidad eléctrica será “necesario que haga una inversión de muchos millones de euros” en equipamientos.

En la actualidad hay 300 puntos de carga y, de momento, el Ejecutivo autonómico invertirá hasta 30 millones en los próximos años con fondos de la recaudación del impuesto de turismo sostenible para superar los 500 puntos.

 

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2018/02/15/coches-diesel-estaran-prohibidos-ley/1287989.html#

Emaya contrata a investigadores para vigilar a los barrenderos de baja laboral en 14,02,2018

Emaya contrata a investigadores para vigilar a los barrenderos de baja laboral (640x480)

Empleados de la limpieza de Emaya realizando su labor en una calle de Palma. EMAYA

La dirección nacionalista de la empresa de aguas y limpieza de Palma (Emaya, 1.400 empleados), liderada por la edil Neus Truyol (Més), está dispuesta a aplicar mano dura contra los supuestos fraudes laborales del personal de base.

Así el consejo de administración de la sociedad municipal del Ayuntamiento de Palma procedió ayer en una convocatoria extraordinaria a despedir a un empleado del departamento de limpieza con 30 años de antigüedad, al que estando de baja, un investigador contratado por la compañía después de una supuesta denuncia anónima cazó en un bar «realizando funciones propias de camarero», tal y como se recoge en el expediente de expulsión de la empresa aprobado.

Fuentes oficiales de Emaya, empresa municipal perteneciente al Ayuntamiento de Palma gobernado por la coalición de socialistas, nacionalistas y Podemos, se negaron a ofrecer información sobre el asunto al considerarlo «un tema de carácter interno». Según el seguimiento transcrito en el expediente del que fue objeto el trabajador ahora despedido, «el 12 de diciembre de 2017 a las 14.47 horas se encontraba en el interior de un bar (ubicado en una céntrica calle de Palma) realizando funciones propias de camarero, como son servir bebidas, cobrar a los clientes, repostar de refrescos y botellas de vino, cerveza y agua, hasta que a las 16.55 horas salió del mismo establecimiento con una bolsa de basura que descargó en el contenedor ubicado frente al bar y, posteriormente, a las 17.03 horas, acompañado de una mujer, cerraron la persiana y abandonaron el establecimiento». Unas tareas que se repitieron el día 13 del mismo mes, el 14 y el 15.

El día 14, por ejemplo, a las 07.00 horas «se encontraba en el interior del establecimiento sirviendo bebida y preparando comida tras la barra lo cual realizó al menos hasta las 09.30 horas tras haber abandonado el bar algún tiempo antes. Usted regresó a bordo de su vehículo Citroën (se incluye incluso la matrícula del coche privado del empleado) portando una serie de ramos de flores que colocó en el interior del mismo permaneciendo en el local al menos hasta las 13.00 horas».

Según el expediente ya concluido, las tareas que realizaba el empleado de la limpieza de Palma «eran incompatibles con la situación de baja laboral por contingencias comunes iniciada por usted el 6 de noviembre y que persiste en la actualidad».

Por todo ello la empresa considera que el trabajador «podría haber incurrido en una falta laboral muy grave de transgresión de la buena fe contractual, abuso de confianza y fraude por realizar una actividad por cuenta propia o ajena durante su situación de baja médica con el consiguiente posible fraude de simulación de enfermedad».

Este periódico ha podido confirmar que el bar en cuestión es propiedad de la pareja del despedido y, curiosamente, dicho establecimiento fue objeto de una inspección de la Seguridad Social el día 18 de ese mismo mes de diciembre, sin que el subinspector que rubricó el informe apreciara irregularidad alguna.

Hay que tener en cuenta que un trabajador con incapacidad temporal puede desempeñar su labor en otras tareas si el trabajo que realiza no es incompatible con la lesión por la que tiene la baja. De ahí que ayer desde Emaya se reconociera que «al final el asunto se judicializará». Pero hasta que el trabajador demande, la compañía ha dado por bueno el rastreo realizado al barrendero- conductor por el investigador contratado expresamente para fiscalizar estas situaciones.

Según el expediente, el incumplimiento contractual tendría «carácter muy grave y culpable», susceptible en su caso «de la imposición de eventuales sanciones disciplinarias de conformidad con lo dispuesto en los artículos 58.3 y 60 del convenio colectivo del sector de la limpieza pública, viaria, riesgos recogida y tratamiento de residuos y de la limpieza».

 

http://www.elmundo.es/baleares/2018/02/14/5a835117468aeb1b6f8b469d.html

LA PAGINA DE L@S AMIG@S DE "EL TERRENO", DEJA TU RECUERDO AL FUTURO