Archivo de la etiqueta: Jardines & Parques

S’aigo Dolça

PP-SA QUARENTENA-A (640x480)

Foto enviada por NYKU 2015.

Anuncios

Bellasombra 2017

Ayer se procedió a la poda descontrolada de la Bellasombra que está situada en la calle Robert Graves 75. Creemos que por parte de la brigada de jardines del Ayuntamiento se hubiesen podido esmerar un poco más en la misma. Esperemos que vuelva a brotar.

PODA (640x480)

JMVB

– Nombre científico o latino: Phytolacca dioica L.

– Nombre común o vulgar: Bellasombra, Ombú, Bella sombra, Arbol de la bella sombra, Fitolaca.

– Familia: Phytolaccaceae.

– Origen: Argentina, Uruguay, Brasil, Perú.

– Etimología: el nombre del género deriva del griego phyton (planta), y de la voz latina laeca, procedente del término indio laek (goma, laca), debido al poder colorante de los frutos. El nombre específico dioica se refiere a la separación de las flores de cada sexo en pies de planta diferentes.

– Arbol perennifolio que puede alcanzar hasta 15 m de altura, que presenta ramificaciones desde el suelo y una raíz fuertemente ensanchada en su base.

– Mantiene la hoja todo el año o la pierde si el invierno es algo riguroso.

– Crecimiento: rápido; alcanzando su máximo desarrollo antes de los 15 años.

– Hojas ovado-elípticas, agudas, glabras, pecioladas.

– Hojas: Simples, enteras, acorazonadas, de tamaño muy grande y de porte caído.

– Flores: De color blanquecino, dispuestas en racimos de pequeño tamaño. Florece en primavera.

– Flores masculinas con 20-30 estambres. Perianto con 4-5 piezas. Flores femeninas con 10-12 carpelos.

– Frutos carnosos, tóxicos, verdosos.

– Es muy longevo; aunque no se puede predecir la edad; debido a la carencia en el tronco de los anillos anuales de crecimiento.

– Los frutos y raíces son utilizados para la extracción de tintes.

– En jardines como pies aislados.

– No se deben plantar a menos de 5 m de construcciones y tampoco sobre pavimentos tipo acerado porque levantaría las losas con los años.

– Prefiere los climas suaves y cálidos. No tolera los fríos intensos ni las heladas a no ser que sean débiles y esporádicas. Aunque resiste hasta -10ºC, las ramas jóvenes se hielan a 0ºC.

– Prefiere suelos húmedos; aunque de cualquier naturaleza, resistiendo perfectamente la salinidad de los climas marinos.

– Buen comportamiento cerca del mar.

– No requiere poda más que para suprimir la vegetación próxima al suelo.

– Aguanta bien los transplantes.

– Libre de plagas y enfermedades

– Se multiplica por semillas. Los frutos se recogen del árbol y se ponen a macerar en agua para desprender las semillas. Una vez extraídas y secas, pueden ser sembradas o almacenadas, conservando su viabilidad al menos por un año.

Festividad del Corpus en Nazaret c. 1945

Con la llegada de la festividad del Corpus, publicamos una serie de fotografías inéditas de esta festividad y su procesión por los jardines de la Fundación Nazaret, las fotos las datamos  sobre el año 1945. En ellas podemos ver a los seminaristas D. Miquel Fernández Bosch y D. Joan Coli Triay. El sacerdote que da la bendición final en el mirador con altar de campaña y bajo palio es D. Bartomeu Bosch Sansó. En la procesión se puede ver al carpintero mestre Biel Ferrer “en Tatxa” y Bartolomé Fernández.

resized_1 inicio de la procesión - copia

INICIO DE LA PROCESIÓN

resized_2 m fernandez, joan coli seminaristas - copia

D. MIQUEL FERNÁNDEZ Y D. JOAN COLI “SEMINARISTAS”

resized_3 - copia

D. BARTOLOMÉ BOSCH BAJO PALIO PORTANDO EL VIRIL CUSTODIAresized_4 - copia

MESTRE GABRIEL FERRER Y BARTOLOMÉ FERNÁNDEZresized_5 - copia resized_6 bendición solemne frente al mirador - copiaBENDICIÓN SOLEMNE EN EL MIRADOR

JMVB

Sa Quarentena, medio siglo después

sa-quarentenaDibujo del proyecto para los jardines

Joan Riera

Palma era una ciudad sin jardines públicos basta que en los años 60 del siglo pasado se afrontó la construcción de los de s’Hort del Rei i sa Quarentena, se pusieron las bases para el Parc de la Mar y se soñó, tras la donación de la familia Saridakis, con abrir los de Marivent a la ciudadanía. Los terrenos ganados al mar no se convirtieron en parque hasta 1984 y los que rodean la residencia real siguen a la espera de un acuerdo entre el Govern y Zarzuela. En cambio, los de sa Quarentena comenzaron a convertirse en realidad cuando en 1966 se conoció el proyecto de los arquitectos Alejandro Villalba y Vicente Bayo.

Sa Quarentena tiene una superficie de unos 5.000 metros cuadrados y el solar llegó a manos de la ciudad después de perder su función como cuartel escuela de los Flechas Navales durante los años de la dictadura. Antes, a partir de 1565, este espacio se destinó a los navegantes que llegaban al puerto de Palma y pasaban allí una cuarentena cuando una amenaza de epidemia se cernía sobre la isla.

Los jardines, ubicados junto a una antigua cantera en la que después se instalaron los astilleros, se han convertido en oasis –eso sí, poco cuidado– en una zona densamente poblada. En 1966, el alcalde Máximo Alomar decidió destinar el solar a zona verde pese a que hubiese podido venderlo por la entonces exorbitante cifra de 150 millones de pesetas (900.000 euros) y destinar el dinero a “acometer otras obras más útiles”.

El principal problema que tuvieron que solventar los arquitectos fue salvar el desnivel que separa las dos entradas de los jardines, entre la plaza de la Mediterrània y el Passeig Marítim. En ambos extremos se conservaron las puertas históricas.

Desde hace unos años, se baraja la posibilidad de instalar en el jardín un memorial dedicado a los xuetes que fueron ejecutados en autos de fe celebrados en la plaza Gomila, muy próxima a la parte superior del parque. Pero ya se sabe que esta injusticia histórica lleva siglos pendiente de ser reparada y no parece que, por ahora, vaya a hacerse justicia.

diariodemallorca.es/palma/2016/04/13/sa-quarentena-medio-siglo-despues/1108781.html

Santiago Rusiñol en El Terreno

5930710202_5acfdcf84aJARDINES DEL PIRATA (NAZARET)
Santiago Rusiñol y Prats (Barcelona, 25 de febrero 1861 – Aranjuez, donde falleció mientras pintaba sus famosos jardines, 13 de junio de 1931), fue un pintor, escritor y dramaturgo español en lengua catalana.
Nació en el seno de una familia de industriales del textil, procedentes de Manlleu. Se formó en el Centro de acuarelistas de Barcelona y fue discípulo de Tomás Moragas. Viajó a París en 1889, donde vivió en Montmartre junto con Ramón Casas y con Ignacio Zuloaga.
Se familiarizó con el simbolismo y la pintura al aire libre. Tras regresar a España funda en Sitges el taller-museo del “Cau Ferrat”, y frecuenta en Barcelona las tertulias del café Els Quatre Gats. Su posición social y económica acomodada le permitió hacer frecuentes viajes. En 1901 fue a Mallorca con Joaquín Mir.
El año 1908 recibió la medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes.
Su pintura está muy influida por los impresionistas y tiene temática paisajista, tanto rural como urbana, retratos y composiciones simbólicas de inspiración modernista. Al comienzo de su carrera incluía figuras humanas. En las etapas finales sólo pintaba paisajes, especialmente de los Reales Sitios como Aranjuez o La Granja. Entre sus obras más destacadas figuran La morfina y La medalla, ambas de 1894.
En su obra literaria, siempre en catalán, se incluyen poemas en prosa (“Oracions”, 1897), dramas como “L’alegria que passa” (1898), “Cigals i formigues” (1901), “La bona gent” (1906) y novelas costumbristas como “L’auca del senyor Esteve” (1907), que fue adaptada al teatro por el propio Rusiñol en 1917, “La niña Gorda” (1914), “El català de La Mancha” (1917) o “En Josepet de Sant Celoni”.
También escribió para periódicos como La Vanguardia o revistas como L’Esquella de la Torratxa.
Fue un personaje importante de la Renaixença literaria y cultural de Cataluña, y del mundo intelectual y bohemio de la Barcelona de su tiempo.
Estuvo en Buenos Aires, en Rosario y en Córdoba para el centenario de la Revolución de Mayo, en 1910; estrenando obras suyas.
SANTIAGO RUSIÑOL EN EL TERRENO VISTO POR LUIS FABREGAS AÑO 1974
Por consecuencia del éxito triunfal que obtuvo el entonces joven pintor pollensín don Lorenzo Cerdà en la Exposición Universal de Barcelona, al merecer el máximo galardón por la obra presentada “Los Honderos Baleares”. Lorenzo Cerdà trabó amistad con Santiago Rusiñol. Éste vió algunos lienzos de Mallorca tratados por nuestro artista y quedóse realmente maravillado. Tanto que se decidió en realizar un viaje a nuestra isla con anhelo de emborracharse de tanta belleza, luz y color.
Así fue el motivo del descubrimiento. Y Rusiñol, siempre que podía hacer una escapada, venía a Mallorca para vivir y sentir el contubernio de esa isla maravillosa, que si la Madre Naturaleza supo acicalarla, la mano del hombre, en las postrimerías del siglo de la luz, trata, consiguiéndolo, convertirla en un verdadero adefesio.
Rusiñol, once años después de celebrada la Exposición Universal, pudo convencer a su Sra. esposa e hija María para que le acompañaran a Mallorca. Tenía imperioso anhelo. La isla le había fascinado hasta el extremo de, si no querían acompañarle, estaba dispuesto en abandonarles para siempre. Pero su única hija, María, pudo por fin convencer a su madre y a bordo del vapor “Lulio”, después de una travesía “muy marinera”, arribaron por fin a la isla. Fuéronse a Ca’n Barnils y por la tarde, guiados por la élite de amigos de pecera de Ca’n Tomeu, ya tenían apalabrada una casa en El Terreno, en la misma Plaçeta. El administrador de la misma era el Sr. Pinto, profesor de música, era Maestro de piano de El Terreno. Su domicilio, también en Sa Plaçeta, casa enorme. Hacía esquina, con la calle de la Nube, dominaba el mar y la bocana del puerto, gracias al respeto de servidumbre de vista, siendo la casa que habitó Rusiñol como la convecina, verdadera balconada mediterránea gracias a que el vecino de atrás, era D. Cayetano Fuster Flores, propietario de los grandes almacenes de tejidos. Ca na Maria de’s Cego, de Palma.
Huelga decirlo. Rusiñol con su señora esposa e hija María, quedáronse al punto prendados, hechizados, y todo cuanto epíteto sea necesario, para poder plasmar, aquella bendición de Dios que fue nuestro caserío. Debo consignar que el joven pintor Mir, íntimo de los Rusiñol, se quedó a vivir con ellos.
La esposa del profesor de piano, Sr. Pinto tenía con ellos a su hermano Sr. Terrassa, magnífico Retratista. Sus óleos de reconocida fama. Doña María Rusiñol, en su libro “Santiago Rusiñol vist per la seva filla”, define a Terrassa como un tipo sumament curiosos. Tendría unos 50 años. Altísimo, esbelto, distinguido. Su cabello, lo poco que le quedaba, enteramente níveo. La barba también, blanca. Y sus ojos de un azul clarísimo. En verano, vestía traje blanco y su aseo era tal, que, de haber existido detergentes ninguno de ellos hubiera podido competir con él. Fou l’homo més net del mon. Y, de aquella pulcritud, en cuanto se inician las primeras lluvias septembrinas, os hablaré en otro lugar.
JMVB