Archivo de la etiqueta: A. VV.

El Terreno reclama más aparcamientos ante la congestión en calles y plazas

Algunas, como la de Robert Graves, no permiten el paso de camiones como ya ocurrió en 2015 con el vehículo de los bomberos

lourdes duran palma 19.04.2017

El Terreno tiene varios frentes abiertos, y uno muy importante es el del aparcamiento. Con densidades muy altas, los cálculos hablan de mil plazas de estacionamientos necesarias para atajar el problema. Así lo indica Xavier Abraham, el presidente de la Asociación de Vecinos de este barrio. Tres semanas atrás, expresaron al alcalde José Hila una situación que ha alcanzado cotas desesperadas como la que ocurrió el 18 de diciembre de 2015, cuando un camión de bomberos se quedó atascado en la calle Robert Graves, en el tramo cercano al colegio de la Inmaculada hasta Brigadier Joaquín Ruiz de Porras.

“Lo que se necesita es un plan integral para el barrio ya que muchas de las calles se han convertido en auténticos aparcamientos. O, como en el caso de la calle de Robert Graves, un peligro latente a la espera de una ocasión. También es muy gráfica la situación que se vive en la plaza Mediterráneo, que es un aparcamiento”, señala.

Otra de las peticiones que duermen el sueño de los justos es la de un semáforo que ralentice el tráfico a la altura de la plaza Remigia Caubet. “El problema es global. El Terreno debe contar con un plan de tráfico ambicioso, y para ello se requiere un estudio global”, opina Abraham.

Nórdicos le echan el ojo

La actual inversión, sobre todo extranjera, también se ha fijado en un barrio que ya históricamente cuenta con una alta presencia de residentes foráneos. Si esta Babel fue morada “barata” para personas como Robert Graves, Gertrude Stein o Mario Benedetti, hoy los precios se han disparado. Los nórdicos le han echado el ojo al barrio. Una de las últimas adquisiciones ha sido la venta de los locales donde estuvieron los conocidos negocios La Casita, cerrado muchos años atrás, y el Dylan; además de la cercana pastelería.

“En El Terreno están aumentando las viviendas, y si el barrio va a ser la base del Plan Litoral de Ponent, esto se traducirá en más tráfico. El coche se tendrá que adaptar al espacio que tenemos. Y, desde luego, Joan Miró deberá dejar de ser una vía rápida como lo es ahora. Esto además resulta un peligro”, subraya el representante vecinal de la zona.

El Terreno cuenta con los aparcamientos del 2 de Mayo, donde estuvo el hotel Sayonara, y el de la calle Joan Miró. Son insuficientes para dar respuesta a esas mil plazas que requiere la población de un barrio que es un meandro sinuoso de callejuelas. Además no es habitual que los inquilinos tengan aparcamiento en sus casas o en las fincas de piso donde viven.

“Pensar en El Terreno de aquí a 20 años es calidad de vida, pero algunos problemas como el hacer transitables las calles, reclaman una solución más rápida”, indica Xavier Abraham.

http://www.diariodemallorca.es/palma/2017/04/19/terreno-reclama-aparcamientos-congestion-calles/1207612.html

Anuncios

Habemus junta

HABEMUS JUNTA-A (640x480)

LAS ONCE TRIBUS DE ISRAEL GUIADAS POR LA SABIA MANO DEL PROFETA ABRAHAM HAN TENIDO A BIEN REUNIRSE Y COMPONER LA NUEVA JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACION, ELEGIDA CON 32 VOTOS A FAVOR Y UNA ABSTENCION SON, FRANCISCO ABRAHAM, MARGA ANTICH, DOLORES MEDRANO, LINA SANTAMARIA, JOSE MARIA ROS, MARIA TORRES, FELICIDAD AGUDO, DIEGO ALVAREZ, ELIZABETH LAQUIERE, ELENA TELLO Y GUILLERMO GAYA.

Foto de internet 2016.

Texto de ANDOFER 2016.

PD DEL BLOG, AUN NO SIENDO TECNICOS EN MATEMATICA CUANTICA NOS PARECE POCO ESE +O- 0,5% DE ABRUMADORA ASISTENCIA A DICHO ACTO.

Xavier Abraham: “De Gomila y El Terreno se habla en pasado, son solo un recuerdo”

JAVIER ABRAHAM

matías vallés 18.03.2017 | 02:45

  • Xavier Abraham (Palma, 1945) es una institución de El Terreno. Acaba de dimitir como presidente
     de la Asociación de Vecinos Bellver. En 2011 se jubiló después de ejercer durante 51 años como peluquero de Picornell amén de librero de Sagitari, con ambas empresas en un mismo enclave de la calle Joan Miró. También es poeta con tres libros publicados y comisario de exposiciones.

 

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: “¿Quién mató a la Plaza Gomila?”
-No se sabe. Hubo varias Gomilas, que perdieron su magia en una evolución negativa. De Gomila y El Terreno se habla hoy en pasado, son solo un recuerdo. Ahora intentamos dignificarlo mirando hacia el futuro.

-Un barrio al servicio de la noche.
­-El Terreno es el primer resultado del monocultivo de una zona de Palma. El peligro de las calles monotemáticas se advierte hoy en otras barriadas.

­-Ahora se llamaría estilista capilar.
-Fui peluquero, una profesión con gran responsabilidad porque refuerzas la imagen de una persona. Eres empresario, sociólogo, psicólogo y un artista abierto a las novedades.

-Donde esté una buena novela, que se quite el poema.
-Soy lector de ensayos. La poesía surge de un conflicto, difícilmente la escribirá una persona feliz. En mi caso, me inicié después de un asunto personal, de pareja, como una huida de la realidad inmediata. Estas situaciones te crean un movimiento sísmico que acaba expulsando los sentimientos.

-¿Ha dimitido de presidente vecinal por desesperación?
­-Me enamoro de lo que hago, lo vivo de manera total. Algunos confunden mi entusiasmo con un deseo de apropiación. Se ha interpretado que yo tomaba decisiones personales que pasaban por encima de la junta. Lo que quiero es movilizar el barrio, la junta es el soporte burocrático.

-¿Volverá a presentarse?
­-Lo estamos mirando.

­-Circulo por El Terreno mirando al frente, para evitar el horror.
­-El Terreno es una pregunta sin respuesta, un barrio totalmente abandonado. La pregunta es cómo ha llegado a estar así, aunque el espectáculo deprimente afecte a una zona limitada alrededor de la Plaza Gomila. También está la especulación de los edificios sin habitar.

-Cuando un cliente le pedía un remedio para la calvicie.
-No le engañaba. Uno puede cuidarse y paliar la caída pero, si está marcado genéticamente, no hay nada que hacer. Preocupa porque el cabello es signo de atractivo.

-¿Los vigilantes vecinales pueden sustituir a la policía?
­-Los vigilantes no han de existir. El vecino paga impuestos y la administración ha de cubrir estos aspectos. Los vecinos han de denunciar continuamente y con vehemencia. No han de cansarse, es la única forma de conseguir una parte muy pequeña de lo que se pide. Hoy protestamos en el Terreno por lo mismo que nos llevó a manifestarnos en 2012.

-Con medio siglo menos, usted también iría de ´after´.
­-No hay que poner adjetivos al establecimiento, es un desorden público en la calle durante los fines de semana, sin ningún tipo de control. Un cartel enumera las prohibiciones bajo multas de tres mil euros, y se incumple justo al lado. Hemos denunciado con palabras y con imágenes, todo se queda en promesas. Ni PP ni PSOE lo arreglan, y no es un problema escondido.

-El ruido no vacía El Terreno.
­-Es una zona de efervescencia vendedora y compradora. Suecos y alemanes adquieres las casitas, el edificio entero. Se hará muy difícil que un mallorquín pueda comprar en barrios como el nuestro. Los jóvenes me dicen que “me sacan de El Terreno”.

-¿Cursach es el diablo?
-Hay diferentes niveles, y el nuestro no está en Cursach. Discotecas como Tito´s o Pachá no dan el mismo problema a nivel de calle. Nos centramos en la Plaza Gomila, pero la permisividad en la mediana que quita dos carriles del Paseo Marítimo indica connivencia con la Policía Local. Lo denunciamos entonces, porque era un agravio comparativo con otros barrios.

-Su librería-peluquería fue heredada por una bisnieta de Miró.
-Ha conservado el Picornell, pero le ha imprimido su propio sello al denominarla Los Oficios Terrestres. De niña, Lola Fernández venía a la peluquería con su bisabuela Pilar Juncosa, la viuda de Miró. Ha sabido captar la sensibilidad del local, pasando de la poesía impensable en El Terreno que yo planteaba a la literatura alternativa.

-¿Sagitari es su signo?
-Sí. Sagitario es un poco disperso y despistado, defensor de causas perdidas. Me veo reflejado.

-¿Cortar el pelo es humillante?
-Si llega un cliente y te dice “pélame” o “vengo a pelarme”, te das cuenta de que no haces un trabajo importante. Es más gratificante de otra manera.

­-¿Cuál es el epitafio poético de El Terreno?
­-Solo ha muerto el antiguo barrio, los vecinos voluntarios lo llevarán al siglo XXI. El eslogan sería “El Terreno és viu, viu-lo”.

http://www.diariodemallorca.es/palma/2017/03/18/xavier-abraham-gomila-terreno-habla/1198671.html

Abraham aspira a la reelección en la Asociación del Terreno, tras dimitir

lourdes durán palma 16.03.2017 | 20:25

La asociación vecinal de El Terreno

Por ello, los vecinos del Terreno vuelven a estar inmersos en un proceso electoral que se adelanta dos años ya que Xavier Abraham debía haber concluido su mandato en 2019. El próximo 23 de marzo Abraham y los integrantes de la junta que le han permanecido fieles, sabrán si cuentan o no con otro aspirante al cargo. Al parecer otra persona podría entrar en la liza por dirigir la asociación de un barrio en permanente estado de urgencia. Botellón, peleas, abandono generalizado son algunas de las quejas de los vecinos que han escuchado, una vez más, como este año Cort vuelve a prometerles ayudas.

http://www.diariodemallorca.es/palma/2017/03/17/abraham-aspira-reeleccion-asociacion-terreno/1198283.html

El Terreno, seis años sin biblioteca

el-terreno-seis-anos-sin-biblioteca-640x480

Cerrada en tiempos del PP, el actual equipo de gobierno no parece tener interés en abrirla

Lourdes Durán Palma 08.02.2017 | 02:45

La tijera de la crisis se cebó también en las instalaciones culturales como bibliotecas. El anterior equipo en el gobierno, el del PP liderado en Palma por Mateo Isern cerró casales de cultura, y en ellos, bibliotecas. Una de las afectadas fue la de El Terreno. Seis años después sigue cerrada. Paradójicamente, con el cambio de color político no ha habido variación. El Terreno sigue sin leer.

“Desde Cort se decidió cerrar casales de barrio. Su política fue clausurar bibliotecas. No había dinero para la cultura; incluso se llevaron libros”, indicó Àngel Domènec, que por aquel entonces era el líder vecinal del barrio. “Llegaron a decir que no sería biblioteca sino sala de lectura. ¡Menudo eufemismo!”, recuerda irónico Domènec.

Recuerda incluso que “el lote de los libros que donamos sobre temas de ecología, porque había una idea de organizar huertos urbanos en el barrio, se los llevaron a un almacén municipal; o al menos eso creo porque no han vuelto a aparecer”.

Otro de los asuntos que escuece al que fuera presidente de la asociación vecinal de este barrio es que los responsables municipales “llegaron a decirnos que teníamos que pagar nosotros el seguro de la biblioteca; como es lógico les recordamos que se tratba de un centro público, que su idea era absurda y, por tanto, nos negamos. Está claro que todo eran pegas. No tuvieron ningún interés en que la biblioteca siguiera abierta”, opina Àngel Domènec.

Con todo, los vecinos del Terreno que quieran consultar la actual biblioteca se van a dar con un canto en los dientes. La habitación en la que están aún los libros se abre para reuniones de los vecinos, o para otras actividades, pero sigue sien ser utilizada como espacio que fomenta la lectura, el aprendizaje, la cultura, en una palabra.

Xavier Abraham es el sustituto de Doménech. Es el actual presidente de la asociación vecinal. Él corrobora que la biblioteca sigue cerrada. “No ha habido presión popular para que se abra; es cierto”, admite.

Indica que la eliminación de wifi enfatizó el “desinterés por parte del Ayuntamiento de volver a abrir la biblioteca”. Hace solo dos meses que los usuarios del casal de vecinos cuentan con este dispositivo facilitado por Cort.

El Terreno ha recuperado parte de su actividad en el Casal de barrio pero es “gracias al empeño de los vecinos de la zona, que organizamos distintas actividades”, comenta Xavier Abraham.

Reconoce que “los residentes tampoco han levantado mucha la voz sobre este tema”. Abraham, y en esto coincide con su antecesor en el cargo, “la biblioteca al cambiar de ubicación, al pasar de la plaza Gomila a la calle Dos de Mayo, supuso que muchos de sus usuarios dejaran de ir”. Hablan de personas más mayores que principalmente utilizaban la biblioteca para leer el diario.

Doménech recuerda incluso que con el traslado, el bibliotecario tenía menos trabajo porque apenas iba gente. Sin embargo, cree que “si la biblioteca volviese a abrir se podría dinamizar para ser utilizada por los jóvenes del barrio cuando preparan exámenes, como ya ocurre con otras”. La biblioteca de Terreno no es grande. Cuenta con 500 volúmenes.

El apunte

  • Pese a ser uno de los barrios más literarios de la ciudad: No existe un servicio municipal que favorezca la lectura. La tijera de la crisis sirvió para cortar centros culturales como casales de barrio y bibliotecas como la de El Terreno. Con el cambio de color político, las cosas siguen igual. Es cierto que los vecinos tampoco presionan

diariodemallorca.es/palma/2017/02/08/terreno-seis-anos-biblioteca/1187780.html

Un huerto urbano a cambio de unos tomates – calle Polvorín

resized_1445727306837

Participantes en el curso del Casal de Barri de Son Espanyolet están adecuando un solar de El Terreno cedido por su dueño para poner en práctica lo aprendido y recolectar las verduras y hortalizas que cultiven
25.10.2015
Un huerto urbano a cambio de unos tomates
raquel galán palma

El Terreno está lleno de tesoros escondidos tras las tapias de sus estrechas calles. Uno de ellos es un solar colindante al bosque de Bellver que varios participantes en un taller de huertos urbanos están limpiando y adecuando para convertirlo en un vergel hortofrutícola. Tras dos jornadas de trabajo, el diamante en bruto ha empezado a tomar forma para ser el aula práctica del curso que se imparte en el Casal de Barri de Son Espanyolet y que en breve también se ofrecerá en el centro sociocultural del barrio donde está ubicado el solar.
Se trata de la primera vez que un Casal municipal tiene este tipo de formación, que durará un trimestre, y no podía quedarse sin sesiones prácticas, por lo que la profesora encontró un lugar para realizarlas. “Localicé al dueño y le propuse convertir su solar en un huerto. Enseguida dijo que sí, a cambio de unos tomates”, como le respondió medio en broma a Mariel Cambursano.
El primer día apenas se podía acceder al recinto, dividido en dos alturas, debido a la cantidad de vegetación que había. Concha Pérez, de El Terreno; Julio Gómez, de Son Espanyolet; y Ana Liem, de Sant Agustí, coordinados por la especialista, se pusieron manos a la obra y comenzaron a podar ramas, apartar escombros (era una antigua casa demolida) y habilitar el espacio superior para iniciar el huerto allí. Durante la segunda jornada, el miércoles pasado, acondicionaron el rincón donde en breve plantarán habas y guisantes, porque “nitrogenan la tierra, la limpian, y es la época para sembrarlas”, en palabras de la profesora.
“Lo aprovechamos todo, como las tejas que hemos encontrado y que utilizamos para delimitar una parte del huerto”, detalla. Dos viejas vigas de la vivienda se usan de pasarela provisional para llegar a la zona elevada –”hasta que pongamos una escalera”– y otro tablón de madera hace de tope para que la tierra no caiga a la zona inferior del solar.
“Necesitamos tierra”
Han reciclado muchas cosas de los restos de la casa, incluso un bidón en el que almacenan leña, pero, paradógicamente, tienen escasez de tierra para cultivar, por lo que solicitan ayuda para completar el huerto. Mientras tanto, van retirando los hierbajos de la zona donde comenzarán la siembra y los van acumulando en un montículo para utilizarlos como compost. “Antes tenía un jardín, pero apenas lo cuidaba, y ahora que tengo una terraza quiero aprovecharla para crear un huerto urbano”, como cuenta Concha mientras trabaja.
Se apuntó al curso debido a que le “ha llegado el momento” y le apetece “experimentar, tratar de producir para autoconsumo, hacer ejercicio físico, trabajar en equipo y estar en contacto con la naturaleza”, enumera. Ana, que también tiene una terraza, se inscribió porque siempre quiso “aprender a cultivar alimentos para uno mismo” y Julio se guió sobre todo por sus recuerdos de infancia –”ayudaba a mi abuelo a sembrar patatas”, relata– y por el horario del taller trimestral.
Los beneficios que aporta un huerto urbano orgánico, como el que están creando, son muchos. La profesora del curso del Casal de Barri enumera que “genera un espacio verde en la ciudad; sube la autoestima, ya que te sientes bien al ver que una semilla que has plantado se transforma en un fruto y eres capaz de producir tus alimentos; tienes confianza en lo que comes, porque lo has hecho tú; es educativo, debido a que aprendes qué productos son de cada temporada; y es creativo y terapéutico”, concluye.
Los primeros en crecer serán las habas y guisantes, y cuando en verano reluzcan los tomates que regalarán al dueño del solar, los participantes comprobarán en su plenitud dichos beneficios, que ya han empezado a notar.
http://www.diariodemallorca.es/palma/2015/10/25/huerto-urbano-cambio-tomates/1065492.html

Cort se compromete a recuperar la zona de s´Aigo Dolça 2015

Los vecinos esperan con ilusión y escepticismo que esta vez se haga realidad una promesa de 40 años
Una piscina con una larga historia

Pese a que ahora el aspecto del recinto deportivo no invite a recordar tiempos mejores, lo cierto es que sus instalaciones fueron el escenario de años heroicos para la natación. En octubre de 1940, con la campeona de España en este deporte como madrina y con la bendición del párroco de El Terreno, se colocó la primera piedra. Menos de un año después fue inaugurada oficialmente.
En agosto de 1941, Carmen Guardia revalidó su título de 200 braza en esa misma piscina. En 1944, las instalaciones comenzaron a quedarse obsoletas y se construyeron nuevas piscinas en otra zona. Desde entonces,su popularidad cayó hasta quedar abandonada.

Belén Jaume Palma
Décadas luchando por reparar una parte mítica de su barriada. Los vecinos de El Terreno esperan ilusionados, aunque con cierto escepticismo, ver como la zona deportiva de s’Aigo Dolça vuelve a ser útil. El nuevo gobierno de Cort se ha comprometido a rehabilitar este espacio pero no es la primera vez que la Ejecutiva se responsabiliza a hacerlo, quedándose después en el olvido.
“Para nosotros recuperarlo es una cosa muy importante. Actualmente es una ruina total, una vergüenza”, explicó Xavier Abraham, presidente de la asociación de vecinos de El Terreno. Hasta ahora, la barrera con la que se topaban los residentes de la barriada era la falta de dinero en las arcas públicas. El consistorio, que también se ha comprometido a rehabilitar otros inmuebles históricos como el de Gesa, todavía no se ha planteado esta cuestión.
Desde el Ayuntamiento aseguran que a partir de septiembre empezarán a elaborar las bases del proyecto de remodelación del histórico deportivo de s’Aigo Dolça. “Lo más importante es la zona de la piscina y supongo que harán unos aparcamientos adecuados para la zona”, detalló Abraham.
Una propuesta que los vecinos rechazaron rotundamente fue la reconversión de la zona deportiva en un aparcamiento. Por este motivo, los habitantes de El Terreno han centrado sus esperanzas en “los síntomas de recuperación de la zona para que pueda dignificarse”, aseguró el presidente de la asociación vecinal. “No es comprensible que todavía pueda existir esta ruina, llena de suciedad y de aspecto degradado”, añadió.
Una barriada olvidada
La piscina municipal, con pintadas en sus muros y hierbas creciendo por los recovecos, solo supone una mancha más de un barrio que siente que los partidos políticos le han dado la espalda. “Hemos estado reivindicándonos contínuamente durante muchos años y nadie nos ha escuchado”, afirmó Abraham.
Por sus calles, la dejadez también es visible en fincas con estados ruinosos que sirven, como el centro deportivo, de madriguera para las ratas. “Este año la plaga ha sido muy importante, tanto de ratas como de cucarachas”, detalló el portavoz.
Pese a que la mayor preocupación de los vecinos es la remodelación de la piscina, Abraham aseguró que hay más aspectos que deben mejorarse. “Es muy urgente que el nuevo gobierno tome medidas con los conflictivos locales de Gomila, que potencian la degradación del barrio”, comentó. “Aquí es muy normal hablar de botellón, pero es algo que no debería existir”, denunció.

Leer: Cort se compromete a recuperar la zona de s´Aigo Dolça – Diario de Mallorca http://suscriptor.diariodemallorca.es/palma/2015/08/29/cort-compromete-recuperar-zona-saigo/1050926.html#WvF3Bj3AlcK9i6xIEL TERRENO - 0143 - S'AIGO DOLÇA - CLUB NATACION PALMA - 2011